De ReGReSo a CaSa….

….pasamos por la localidad de Béjar (recordad que veníamos de hacer fotografías en la fábrica de embutidos abandonada) y nos dimos un pequeño paseo por la Ruta de las Fábricas Textiles si encontrar apenas nada que nos llamara la atención fotográficamente hablando en relación con la temática elegida para de este día. Unos pocos nos alejamos unos metros más y llegamos hasta el viejo túnel del tren que atraviesa la ciudad de lado a lado y que es donde tomé estas dos instantáneas que os muestro a continuación. Más tarde, de regreso ya, y cuando atravesaba la localidad de Puerto de Béjar tomé la tercera de las fotografías que os enseño en este artículo, son las ruinas de una antigua construcción que se ven desde la misma carretera N630 a su paso por esta localidad.

Ambas localidades son muy recomendables para visitar, si lo hacéis os aseguro que nos os arrepentiréis de ello, en todos los aspectos merece la pena echar al menos un día por sus calles, pues tanto se ha de recrear la vista en cada rincón como ha de hacerlo nuestro hambre con sus inmejorables matanzas, cocina y dulces.

Yo tengo aún pendiente una visita más “detallada” a Béjar y que haré antes de que llegue el verano.

Como siempre, hacer click en la imagen para verla a mayor tamaño, espero que os gusten, salu2

FáBRiCa De eMBuTiDoS (primera visita)

Edu, un amigo hecho a través de la fotografía, nos invitó (a un numeroso conjunto de aficionados a la fotografía entre los que me incluyo) a visitar una fábrica abandonada en la provincia de Salamanca, cerca de Béjar.

Nada más llegar pudimos apreciar el enorme potencial que esta construcción tenía para los que nos gusta fotografiar este tipo de inmuebles ruinosos, pues, aunque abandonada ya hace muchos años, por sus numerosas dependencias aún podías encontrar elementos de trabajo, decoración, etc., que nos hablaban de la actividad que allí se realizaba antaño.

Disfrutamos mucho con esta salida fotográfica y la mayoría coincidimos en que sería necesaria una posterior (y más tranquila) visita para empaparnos de la historias transcurridas entre estas paredes.

Os dejo una pequeña muestra que espero que os guste, hacer click en la imagen para verla a mayor tamaño.

Salu2

Mario E.

oReLLaNa

De un viaje que hicimos este pasado mes de Enero, al objeto de realizar una tarea que no pudimos realizar en un anterior viaje y que nuevo quedó pendiente para otra futura expedición, no obstante como siempre nos acompañan nuestras cámaras, alguna imagen sí que nos trajimos, y ahora os las muestro, espero que os gusten.

Salu2

Mario E.

aMaNeCe eN MoNFRaGüe uNa MaÑaNa CuaLQuieRa De uN FRio eNeRo…….

Monfragüe se encuentra aproximadamente en el cen­tro de la provincia de Cáceres, en el triángulo que formarían las conocidas ciudades de Plasencia, Trujillo y Cáceres. Su eje vertebrador lo constituye el río Tajo a su paso por suaves montañas rodeadas de extensas dehesas. Con 18.396 hectáreas, fue el primer espacio protegido de Extremadura. Se declaró Parque Natural el 4 de abril de 1979, tras varios años de lucha para evitar que las plantaciones de eucaliptos aterrazaran y eliminaran el matorral y bosque autóctono, hábitat de gran cantidad de fauna amenazada.

Desde su declaración como espacio protegido hasta hoy, Monfragüe se ha ido consolidando como un verdadero santuario para observar aves. Todos los años, miles de turistas llegan a la zona para disfrutar del vuelo de las cigüeñas negras, alimoches, buitres o la rarísima águila imperial. Desde su área de Uso Público, una zona privilegiada como pocas, puede disfrutarse no solo de fauna en peligro de extinción sino también de paisajes y vegetación incomparables.

Además de la categoría de Parque Nacional, en 1991 fue declarado Zona de Especial Protección para las Aves, figura gue fue posteriormente ampliada en mayo de 2004 hasta la actual ZEPA “Monfragüe y Dehesas del entomo” que abarca las 116.160 hectáreas coincidentes con la Zona Periférica de Protección del Parque Nacional. Esta misma extensión goza desde julio de 2003 de la calificación como Reserva de la Biosfera, reconocimiento específico de la buena relación que desde siglos existe en estas tierras entre el hombre y el medio.