aMaNeCe eN MoNFRaGüe uNa MaÑaNa CuaLQuieRa De uN FRio eNeRo…….

Monfragüe se encuentra aproximadamente en el cen­tro de la provincia de Cáceres, en el triángulo que formarían las conocidas ciudades de Plasencia, Trujillo y Cáceres. Su eje vertebrador lo constituye el río Tajo a su paso por suaves montañas rodeadas de extensas dehesas. Con 18.396 hectáreas, fue el primer espacio protegido de Extremadura. Se declaró Parque Natural el 4 de abril de 1979, tras varios años de lucha para evitar que las plantaciones de eucaliptos aterrazaran y eliminaran el matorral y bosque autóctono, hábitat de gran cantidad de fauna amenazada.

Desde su declaración como espacio protegido hasta hoy, Monfragüe se ha ido consolidando como un verdadero santuario para observar aves. Todos los años, miles de turistas llegan a la zona para disfrutar del vuelo de las cigüeñas negras, alimoches, buitres o la rarísima águila imperial. Desde su área de Uso Público, una zona privilegiada como pocas, puede disfrutarse no solo de fauna en peligro de extinción sino también de paisajes y vegetación incomparables.

Además de la categoría de Parque Nacional, en 1991 fue declarado Zona de Especial Protección para las Aves, figura gue fue posteriormente ampliada en mayo de 2004 hasta la actual ZEPA “Monfragüe y Dehesas del entomo” que abarca las 116.160 hectáreas coincidentes con la Zona Periférica de Protección del Parque Nacional. Esta misma extensión goza desde julio de 2003 de la calificación como Reserva de la Biosfera, reconocimiento específico de la buena relación que desde siglos existe en estas tierras entre el hombre y el medio.

La ZoRRiTa DeL MiRaDoR De La HiGueRiLLa (MoNFRaGüe)

Muchos seguro que ya las conocéis, otros las conocerán hoy a través de esta página, lo cierto que se está convirtiendo en algo normal que cuando hacemos un alto en alguno de los principales miradores de Monfragüe se acerque a nosotros alguna zorra reclamando comida ( por cierto, no está permitido alimentarlos) y personalmente no creo que sea buen opción, pues aunque nos brindan la oportunidad de hacerles fotografías, pierden parte de esa libertad que les caracteriza y al mismo tiempo merman gran parte de su encanto , estando condenados a morir bajo las ruedas de los coches que por alli circulan, como ya esta pasando…..o a manos de algun desaprensivo.

En esta caso os presento a dos ejemplares, uno más joven que el otro y que son habituales del mirador de la Higuerilla, el que está en  blanco y negro es el adulto y el que está en color es el más joven, que por cierto, es el que manda……:

No tienen “horas de visita”, de hecho yo les he visto en varias ocasiones en diferentes horarios, pero un buen momento para intentar verlos es a partir de las 19:00 horas ahora, en verano. Si vas, recuerda interferir lo menos posible en su vida, gracias.
Esta fotografía que os muestro a continuación no es una buena toma (como sin duda ya habréis deducido ;D) sin embargo la he incluido por el porte tan especial que lleva el animalillo, le sobra salero por los cuatro costados !

Como os comentaba más arriba, el que manda es el ejemplar más joven, y están de continua escaramuza, no es difícil, cuando se juntan los dos, verlos pelearse:

Salu2

Mario E.