10/221 – Piornal

Piornal es un municipio español de la provincia de Cáceres, Extremadura. Se sitúa en la mancomunidad del Valle del Jerte, en el límite con la mancomunidad de la Vera.
Se alza a 1175 metros de altitud, sobre el altiplano de la Sierra de Tormantos, en las estribaciones de la Sierra de Gredos. Su altitud media es de 1200 metros sobre el nivel del mar, la más elevada del valle y de toda Extremadura.
Debe su nombre a la abundancia en el municipio del piorno. El nombre «Piornal» está registrado ya a mediados del siglo XIII, concretamente en 1254, según consta en una bula de Inocencio IV.
No están muy claros los orígenes de Piornal, se cree que algunos habitantes prerromanos estuvieron por estas tierras sin que fuesen molestados ni por romanos ni por visigodos o árabes. La altura, las dificultades del clima y su precaria economía no les hicieron objeto de apetencia para otros colonizadores.

Los primeros indicios del pueblo como tal se tienen a principios del siglo XIII, Piornal surgió como enclave pastoril, los agostaderos (lugares donde pasta los bovinos durante el estío) del altiplano de Tormantos ejercían una atracción permanente para los ganaderos. Se trataba, por aquellos tiempos, de unas tierras pobres que no podían tener otro destino.

Existen divergencias sobre la procedencia de los primeros pastores que se establecieron en estas tierras. Algunos sostienen que fueron pastores castellanos de Zapardiel de la Ribera (provincia de Ávila), quienes plantaron sus cabañas y establecieron su ganado en la Sierra de Tormantos. Otros están convencidos de que fueron pastores venidos de las montañas del Reino de León, teniendo en cuenta, la similitud de algunas características del idioma leonés con palabras que aún se conservan en Piornal. Fueran castellanos o leoneses, lo que parece seguro es que fueron pastores los que, mediante la construcción de les cabañas, dieron origen al pueblo.

A la caída del Antiguo Régimen la localidad se constituye en municipio constitucional en la región de Extremadura, desde 1834 quedó integrado en el Partido Judicial de Plasencia.​ En el censo de 1842 contaba con 120 hogares y 658 vecinos.

En el Diccionario geográfico-estadístico-histórico de España y sus posesiones de Ultramar, ordenado por Pascual Madoz entre 1846 y 1850, se relata de Piornal lo siguiente: Tiene 280 casas, la del ayuntamiento, escuela dotada con 1.500 reales de los fondos públicos a las que asisten 47 niños. Iglesia parroquial (San Juan Bautista), con curato de segundo ascenso y provisión ordinaria, y en las afueras 2 ermitas con el título de Humilladero y Concepción. Se surte de aguas potables en 2 fuentes en las inmediaciones y de esquisita calidad. Población: 120 vecinos. 657 almas.

En Piornal aún se sigue hablando el estremeñu o arto estremeñu, con peculiaridades propias del lugar

Bandera de Piornal (Cáceres).svg

Información sacada de la Wikipedia

PioRNaL

Un par de imagenes de los alrededores de Piornal, esta llevan un procesado un tanto agresivo basado en un metodo llamado «Orton», que a mi si que me gusta, aunque reconozco que tal vez esten un tanto «pasadas».

CuLeBRa De eSCaLeRa

De una salida por la zona de Piornal en junio de este año. Ahora, calentito en casa toca ir viendo y clasificando lo que hicimos estos meses atrás.

Espero que os guste, salu2

Mario E.

JaRRaMPLaS

Dice la canción :

..A los veinte de enero
cuando más hiela
sale un capitán fuerte
a poner bandera..

Todos los días 19 y 20 de enero tiene lugar en el pueblo más alto de Extremadura, Piornal, con motivo de la celebración de  San Sebastián,  la fiesta conocida como Jarramplas.

Dice Mario Moreno Iglesias, antropólogo y vecino de Piornal : “……Jarramplas, personaje enmascarado que golpea fuertemente un tamboril, es martirizado por la multitud con miles de kilos de nabos que le son lanzados como único blanco. Nos adentramos en un verdadero ritual festivo….”

De origen pagano pero incierto, esta fiesta cambia el ánimo y la fisonomía del pueblo, pudiéndose observar gran alegría en las caras curtidas de sus habitantes, las fachadas de las casas se hallan cubiertas con redes y lonas para evitar el impacto de los nabos, que se arrojarán contra Jarramplas y en general, reina un ambiente de júbilo y alborozo.

Jarramplas es representado por un piornalego que vestido con la indumentaria que podéis ver en las fotos, en cuya confección se ha tenido muy en cuenta su protección para no sucumbir al impacto de los más de 20.000 kilos de nabos que le lanzan a lo largo de dos días y cubriendo el rostro con  una vistosa y terrorífica máscara, sale a las calles de Piornal enfrentándose a una inimaginable lluvia de nabos que le arrojan sus paisanos y visitantes. Para él es un gran orgullo poder hacer de Jarramplas, en ocasiones, tienen que esperar más de diez años hasta que les llega su turno.

Son varios los elementos que conforman la fiesta además del propio Jarramplas y que deberías ver también, de madrugada se cantan Las Alborás (lo hacen los vecinos, en procesión pagana, por las calles del pueblo a partir de las 00:00 horas del día 20) , se viste y se saca en procesión del Santo, sorteo de La Rosca (Las mozas vestidas con los trajes regionales típicos hacen un ramo con dulces típicos con abundancia de roscas que ornamentan con cintas de colores) y el Regocijo.

En medio del jaleo hay que estar atento para no recibir la visita de ningún nabo, en mi caso, me llevé dos impactos en las piernas, uno de ellos aún me esta doliendo.

Jarramplas es tan importante para los piornalegos que desde pequeños son fieles a la tradición y se preparan para cuando les llegue su turno.

Jarramplas,  durante la procesión camina, de espaldas y sin la máscara, guiado por uno de sus ayudantes, delante de San Sebastián , el patrono de la localidad.

Alguien tenía que hacerse cargo de proveer tanto nabo, en esta caso son los “quintos” quienes van dejando gran cantidad de estos distribuidos por los lugares por los que pasará Jarramplas.

Los más pequeños tampoco se pierden el espectáculo.

Jarramplas es centro de atención de todos !

Las mozas cantan durante la procesion.

En varias ocasiones Jarramplas se arrodilla y desafía al publico, a veces necesitará ayuda para lavantarse de nuevo ya que el traje pesa mas de 45 kilogramos y la lluvia de nabos lo desestabiliza.

Rodeado al salir de la Iglesia no duda en desafiar a sus “agresores” ofreciendo su cuerpo como blanco.

 

El año que viene Jarramplas repetirá su hazaña, acaso te la vas a perder ?!Articulo completo sobre Jarramplas de de Mario Moreno Iglesias

Articulo sobre la Jarramplas de Sebastián Díaz Iglesias